Vivir el campeonato de futbol 3

Los aficionados ingleses, en conjunto, fueron excelentes. Los problemas en Charleroi no se vieron favorecidos por el despliegue de medios de comunicación que había en la plaza central.

Obviamente lo que allí ocurrió no fue una pequeña discusión en la que estaban los periodistas, pero el ejército de fotógrafos, cámaras y policía que casi superaban en número a los aficionados no ayudó en aquella situación. Yo no vi ningún problema. Lo que no significa que no los hubiera.

Sin embargo, el ambiente del Inglaterra – Alemania fue uno de los mejores que he vivido en un partido de fútbol. Los jugadores alemanes se enfrentaron a un muro de sonido ensordecedor, rodeados por las gradas del imponente estadio en forma de pirámide de Charleroi a rebosar de aficionados con camisetas de color rojo.

Podría seguir escribiendo todo el día acerca de muchos grupos de aficionados que dieron vida a una estupenda y colorida celebración futbolística.

Los rumanos, que hicieron tres días de carretera para idolatrar a su héroe, Gheorghe Hagi; los amigables alemanes, que se habían quedado sin esperanzas de clasificación en el Grupo A; y los hospitalarios holandeses, que transformaron las calles de su país con banderolas de fiesta y prepararon sus bares para despachar en la calle durante el campeonato.

Prácticamente todos los holandeses se vistieron de naranja cuando jugaba su país y su apoyo a la selección nacional fue realmente admirable. Entraron en el espíritu del campeonato de una forma tal que me cuesta creer que esto pudiera ocurrir alguna vez en Inglaterra.

Es posible que tuvieran un exceso de confianza en que el título sería suyo, pero yo seguiré mirando a Amsterdam a través de gafas de cristal naranja durante mucho tiempo.

El EURO 2000™ ha sido una experiencia fantástica. Las anormales altas temperaturas trajeron una cálida atmósfera a Bélgica y Holanda.

Aunque el calor de verdad procedía de los aficionados. El encuentro con algunos de los jugadores más famosos del mundo en los entrenamientos se quedaba corto comparado con la experiencia de conocer a sus seguidores.

Durante tres semanas, me he sentido privilegiado por formar parte de algo tan especial. Una celebración de culturas unidas por un amor común: el fútbol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s