exclusivo os intocaveis abrem o jogo para o rd1 audincia

Hace unos años, Khan, portero del Bayern, ante estos remates violentos, viciosos o traidores, que no ve llegar, que tocan un compañero y entran del otro lado, anunció que quitariá la famosa barrera, artilugio arquitectónico del fútbol moderno y que entonces se enfrentará al peligro solo pero a armas iguales. Khan tenía razón, los habría parados casi todos, pero no cumplio con su promesa.

Promesa muy caballeresca y digna de admiración, este mano a mano entre el arquero y el rematador, que hoy escondido detras del muro engaña a un ciego. Tenmos que demistificar la palabra golazo para tales goles a balon parado…

Anuncios