ultimas da kogut 2911

No es nuevo, bueno algo más de 20 años cuando Platini nos acostumbró a goles de faltas directas y que se entrenaba con “forza” cámaras como testigos ante maniquís masculinos y pasivos.

Hoy aún se admiran los cada vez más escasos goles de Roberto Carlos quien dispara a 120 por hora en la barrera de 8 valientes esperando que uno se aparte o la toque ligeramente – muchos no miran y rezan para que el balazo no les toque la cara u otras joyas muy aprovechables para el resto de su vida.